¡¡TENEMOS UN PEQUEÑO CANGURO ALBINO ENTRE NOSOTROS!!

Este logro ha sido fruto del gran trabajo de conservación animal que desarrollamos en Maroparque, así como del apoyo de las empresas del programa de apadrinamientos que llevamos a cabo, más concretamente de Don Hinchón La Palma, orgulloso padrino de nuestros wallabies de Bennett.

Una característica de la reproducción de los canguros es que, pese a que el óvulo esté fecundado, éste puede no implantarse en el útero si las condiciones climatológicas, de alimentación, luz, etc. no son óptimas. Una vez que el óvulo se implanta, se produce un desarrollo embrionario muy breve, de unos 30-35 días, tras los cuales la cría sale por la vagina y trepa hasta el marsupio donde se agarra a las mamas de la hembra y comienza a alimentarse. Esta cría, de alrededor de 1 gramo de peso, no está aún completamente desarrollada, ya que es ciega, sorda y con las patas traseras aún por desarrollarse. En el marsupio de la madre permanecerá durante unos 6-8 meses amamantándose y, conforme vaya creciendo, sacando la cabeza por la abertura del marsupio para tomar algo de alimento del suelo. Tras estos 6-8 meses, la cría sale del marsupio volviendo a mamar de vez en cuando y, aproximadamente un mes después, se separa de la madre.

 

Gracias a la característica anteriormente mencionada de la implantación retardada, los óvulos de las hembras pueden volver a ser fecundados poco después de parir, pero el nuevo embrión no se desarrolla hasta que la primera cría deje de amamantarse, ya que la prolactina (la hormona que estimula la formación de leche y favorece el crecimiento en mamíferos) producida por la madre para alimentarla, inhibe el crecimiento del embrión. Por ello una hembra puede estar al cargo de 3 "crías": Una fuera del marsupio, otra que continúa su desarrollo en el mismo, y una tercera esperando a que la segunda abandone el marsupio para poder ocupar su lugar y continuar su desarrollo. Este mecanismo, además de una forma de asegurar una buena alimentación de las crías, las hembras se aseguran el poder reemplazarlas en caso de muerte de alguna aunque no haya ningún macho con quien aparearse.

 

¡2 nuevos animales en Maroparque!

En Maroparque contamos con 2 nuevos miembros en nuestra familia. Se trata de un ejemplar macho de tití de pincel negro (Callithrix penicillata), que se une a la hembra que ya teníamos previamente, y una hembra de ñandú o avestruz americana (Rhea americana) que se une al macho que teníamos.


 

El tití de pincel negro es una especie que se distribuye por las regiones centro-oeste y sudeste de Brasil, apareciendo en diferentes tipos de hábitats como el cerrado (sabana), bosques secundarios y bosques galería.

Son primates muy pequeños, rondando los 20 cm de longitud del cuerpo, a los que se suman unos 30 cm de cola. Su peso aproximado es de unos 600 gr. Presentan unos incisivos inferiores de gran tamaño, que utilizan para perforar la corteza de ciertos árboles, para provocar la secreción de savia de la que se alimentan. Completan su dieta con frutos, flores e insectos.

Son animales de hábitos diurnos, que se estructuran en pequeños grupos dirigidos por hembras dominantes, que impiden la reproducción del resto de hembras.

En el Estado de São Paulo está catalogada como especie vulnerable, debido a su captura y comercio ilegal. De hecho es una de las 10 especies de mamíferos más intervendias por el órgano de control ambiental brasileño, el IBAMA.



El ñandú o avestruz americana es un ave incapaz de volar que se encuentra exclusivamente en sudamérica, siendo el ave más grande del continente americano. Los machos alcanzan los 1'50 m. y los 30-35 kg de peso, mientras que las hembras son un poco menores, con un tamaño de hasta 1'20 m. y unos 25 kg. Las patas, desprovistas de plumas, están desarrolladas y adaptadas para la carrera, y terminan en 3 dedos. Las alas son pequeñas y sólo las usan para dar equilibrio al cuerpo durante el giro en carrera. Son animales políginos, cortejando cada macho entre 2 y 12 hemras. El macho se encarga de construir un nido e incubar los huevos que las hembras depositan. Son omnívoros: comen semillas, granos, frutos, insectos, batracios, reptiles, mamíferos pequeños y pichones de otras aves. Esta especie también está amenazada y se encuentra  en el Apéndice II del convenio CITES.



Ambas especies se encuentran en la LISTA ROJA DE LA UICN como especies amenazadas, aunque en situaciones completamente diferentes, ya que las poblaciones de tití de penacho negro se encuentran en aumento, mientras que las de ñandú están decreciendo.

¡Tenemos un pequeño pavo real entre nosotros!

Este peque, nacido ayer, se suma a sus 3 hermanos de 2 meses y sus 2 hermanos de 3 meses.

Reportaje sobre el programa de apadrinamiento

El pasado día 25 de Enero se emitió en el programa Canarias Express 2 de TVC un reportaje acerca del programa de apadrinamiento de animales por parte de empresas que estamos llevando a cabo en Maroparque isla de La Palma (vídeo aquí)

 


y del que, en su primera fase, forman parte empresas como TELYCO, Don Hinchón, Bodega Reyes, Radical Sport, Finca Tabaquera El Sitio, Narova, Centro Óptico Luis, AstroTour isla Bonita, Ferreiro Joyas o la ONG Mashi-kuna.

Toda la información sobre dicho programa la pueden encontrar en esta misma web en el apartado Programa de Apadrinamientos

Sin más, les dejamos con el video. Esperamos que les guste tanto como a nosotros. ¡¡Un saludo a tod@s!!

Hagan click aquí para visualizarlo.

Canguros albinos en Maroparque

El parque botánico y faunístico Maroparque, situado en Breña Alta, tiene dos nuevos inquilinos muy especiales. Se trata de dos canguros albinos.


Al parecer son unos ejemplares muy raros, ya que el albinismo es muy poco común entre los canguros. Según nos informan desde la dirección del parque, son wallabys de Bennett, una especie que sólo alcanza los 80 cm de altura y unos 8-10 kg de peso.


 

Subcategorías

Volver